De los 6 a los 9 años. 

Es en esta etapa cuando se consolidarán las destrezas lectoras. Cada niño lo hará a su propio ritmo y tiempo, por lo tanto, será de gran ayuda incluir libros que los atrapen, esto será primordial a la hora de buscar buenas opciones para ofrecerles.

Aquí se le pueden ofrecer al niño dos modalidades de lectura: libros significativos e interesantes de lectura sencilla que puedan ser leídos de forma independiente por él o libros más extensos que el adulto leerá en voz alta. También los maestros y los padres o cuidadores podrán acompañar a los niños con lecturas de historia y de ficción para los más grande, donde se pueda hacer una distribución de los capítulos por día.

En cuanto al entorno escolar, es importante considerar un espacio al día dedicado a la lectura, para aquellos que lo deseen. El hábito de leerles en voz alta deberá mantenerse y será necesario promover el que se comenten las lecturas, sin que esto represente una presión para el niño.

En este periodo, comienzan a ser interesantes los libros con más texto que hablan de personajes y situaciones más complejas, esto es resultado del interés que nace hacía la cultura y lo sucedido en otras épocas.

Para este grupo de edades elegiremos:

  • Libros álbum con mayor cantidad de texto y temas interesantes.
  • Fábulas, leyendas y cuentos tradicionales.
  • Libros de poesía para ser leídos en voz alta.
  • Historias que utilicen el humor, la parodia y el lenguaje irónico como recurso y que hagan referencia al conocimiento literario que tienen los niños de historias clásicas.
  • Libros con capítulos breves, con la intención de promover la lectura continuada y favorecer el elemento sorpresa que aguarda cada día.
  • Colecciones de cuento y novela para leer en voz alta.
  • Libros de adivinanzas, acertijos y trabalenguas.
  • Libros que contengan actividades como: experimentos, recetas de cocina, manualidades, actividades de observación, etc. que satisfagan los intereses del niño.
  • Buscar libros ricos en historias de aventuras, de magia y de misterio.
  • Comics de aventura y humor.
  • Libros con información científica real y con un abordaje ético interesante, que incluyan imágenes reales.

De los 10 a los 12 años. 

En esta etapa ya han consolidado sus destrezas lectoras y, ahora, las lecturas escogidas responderán a sus intereses y no tanto a sus habilidades.

En este periodo, es importante considerar una lista variada de lecturas, que contengan más de 100 páginas, con géneros como: la fantasía, el realismo, la literatura, la ciencia y temas históricos y actuales. Las ilustraciones comienzan a desaparecer, lo que estimula más la imaginación. Los niños cuentan con mayor vocabulario, por lo que son capaces de comprender más palabras y situaciones, y aunque nos parezca extraño, no debemos dejar de leerles en voz alta.

En esta etapa vamos a considerar:

 

 

  • Historias de detectives, de amor, de terror, de espionaje, de ficción; que incluyan aventuras, misterio, que cuenten con una estructura sencilla sin sacrificar el fondo de la historia.
  • Novelas bien estructuras e inteligentes que mantengan la tensión y la intensidad en sus episodios y que incluyan personajes alejados de los estereotipos. Que cuenten con un lenguaje amplio, que se emplee en la descripción de la trama.
  • Novelas de contenido fantástico o sobrenatural que sigan la línea de la ficción, como por ejemplo: viajes en el tiempo, aventuras en otros reinos, novelas de terror, etc.
  • Novelas realistas, que retraten personajes actuales, que sea cercanos o de otras regiones del mundo.
  • Antologías de cuentos y poesía.
  • Biografías de figuras relevantes y adecuadas al rango de edad.
  • Narración de historias mitológicas, leyendas y de la tradición popular.
  • Libros sobre ciencias, historia, cultura, arte, matemáticas, deporte, etc. que contengan imágenes/fotografías actualizadas que acompañen y documenten la información planteada de forma clara.
  • Libros de chistes, adivinanzas y trabalenguas.
  • Libros de temas diversos como: magia, cocina, manualidades, juegos, etc.
  • Tiras cómicas.
  • Versiones completas o adaptadas de grandes clásicos.

De los 12 en adelante.

En este periodo los jóvenes entran al ámbito de la literatura general, pero también se interesan por obras cercanas a ellos que reflejan situaciones de vida. Las historias que incluyen personajes mayores a ellos también suelen ser escogidas.

Aquí es importante considerar la calidad literaria de los textos.

 

Tipo de libros a considerar:

  • Novelas con temas contemporáneos y significativos para los jóvenes, como por ejemplo: problemas de adicción, ecología, divorcio, enfermedades actuales, problemas intergeneracionales.
  • Novelas de ciencia ficción, que exploren mundos futuros o artificiales, marcados por nuevas e imaginadas relaciones del hombre con seres imaginarios.
  • Novelas policíacas, de detectives, de terror, es decir, historias de suspense y que permitan al lector seguir las pistas y llegar al desenlace del misterio.
  • Novelas y poemas de amor, que despierten la sensibilidad del lector y que encuentre un eco en sus propias historias personales.

Desde la pedagogía Montessori, debemos considerar al libro como un material del ambiente, como un recurso muy valioso, que permitirá al niño aprender y acomodar experiencias personales de vida, ya que es a través de las lecturas y los personajes encontrados, que el niño podrá también construir parte de su psique; esto se observa, cuando el niño pide incansablemente que se le repita la misma historia una y otra vez, hasta que ha absorbido todo de esta,  entonces la dejará pasar y encontrará una nueva.

Escrito realizado con información del Banco del Libro. Caracas, Venezuela.

 

Ana Lucía Hermida

Departamento Pedagógico