Si bien en la infancia se necesita conocer a través de los sentidos, a los 6 años se empieza a desarrollar su capacidad de abstracción, que María Montessori relaciona con el poder de la imaginación: la capacidad del ser humano que le permite crear la cultura y la tecnología, que le ayuda a relacionarse.

Formulario Primaria

Volver arriba